Mié. Jul 15th, 2020

De Texas a Chihuahua, la ruta de las armas ilegales

Ricardo Balderas

Los operativos de tratados bilaterales de cooperación para combatir el trafico de armas ilegales reanuda actividades. Los gobiernos de México y Estados Unidos de América pusieron en marcha el punto de inspección fronteriza Ojinaga, Chihuahua-Presidio, Texas, a fin de establecer de forma permanente operativos de revisión de vehículos, para combatir el tráfico de armas y otras mercancías ilícitas.

La Oficina de Aduanas y Seguridad Fronteriza (CBP) de los Estados Unidos aseguró, durante el último operativo, 175 mil dólares, los cuales fueron detectados en este punto de la Unión Americana y que presumiblemente serían utilizados en actividades ilegales.

El pasado 4 de junio, se reunieron funcionarios de la Secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana y de Relaciones Exteriores, Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad Pública y Julio César Sánchez Amaya, director general de Asuntos Especiales de la SRE; y del CBP, el comisionado adjunto Robert E. Perez; y el subcomisionado adjunto para Asuntos Internacionales, Erik Moncayo, quienes acordaron ampliar la inspección fronteriza en tres puntos: Piedra Negras-Eagle Pass, Ciudad Acuña-Del Rio y Ojinaga-Presidio (frontera con Texas, basados en función a información conjunta e inteligencia.

Estos puntos se suman a los ya existentes en: Tijuana – San Diego; Nogales- Nogales; Ciudad Juárez – El Paso; Nuevo Laredo – Laredo; Reynosa – McAllen; y Matamoros – Brownsville. Prácticamente toda ciudad fronteriza formaría parte de los protocolos de inspección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement