junio 13, 2024

El gigante agroalimentario mata de hambre 

0

Cuatro años de financiamiento para el campo desaparecieron en las manos de la administración de Aristóteles Sandoval Díaz y la respuesta de los campesinos del sur de Jalisco, será tomar las calles a pesar de las amenazas policiacas que eso implica.

Ricardo Balderas

Cuatro años de financiamiento para el campo desaparecieron en las manos de la administración de Aristóteles Sandoval Díaz y la respuesta de los campesinos del sur de Jalisco, será tomar las calles a pesar de las amenazas policiacas que eso implica.

El noventa por ciento de los comuneros ubicados en la zona de Zapotlán el Rey se encuentran ya en cartera vencida debido a la falta de cumplimiento del Gobierno de Jalisco, ante el hecho, los sembradores se han visto en la necesidad de pedir prestamos que poco a poco ha terminado en la perdida de sus propiedades. Se rehusan a rentar a las transnacionales que llegan a querer invadir pues aseguran que eso implicaría también volverte esclavo en tusa propias tierras.

“Solicitamos apoyo para que avance una petición al gobierno federal que hicimos hace ya más de cinco meses. Él quedó de llevarla (Aristóteles Sandoval), pero que están revisando números y van las cosas muy lentas. Pero si esto no tiene solución, de aquí al lunes, pues vamos a tomar carreteras otra vez porque en realidad es mucho de ver números.

Ellos dicen que quieren ver a cómo se vendió, pero ya pasó mucho tiempo y tenemos miedo de que llegue el periodo de elecciones y ya no nos vayan a ayudar. A lo mejor justo a eso están jugando. Pero la verdad es que no tienen voluntad, el 90 por ciento de los productores de mi comunidad cayera en cartera vencida y a ellos se les pasa la vida viendo números, los intereses suben y poco a poco perderemos nuestras tierras”, Ricardo Hernández, campesino de Zapotlán el Rey.

EL ABANDONO

El municipio de Zapotlán del Rey se localiza al sureste del estado y al noroeste de la región de La Barca a la que pertenece a una altura de 1,550 metros sobre el nivel del mar. Limita al norte con Zapotlanejo y Tototlán; al sur con Poncitlán; al este con Tototlán y Ocotlán; y al oeste con Juanacatlán.

Antiguamente era comúnmente conocido como parte del Tlatoanazgo de Coinan, estando habitado por indígenas tecuexes y nahoas, agricultores de lengua tepecuexe. A la fecha se desconoce el día de la fundación indígena, pero su primitivo asentamiento se realizó al noroeste de su actual localización, en el cerro «La Coronita». Lugar donde la gran industria y la política irresponsable del Ejecutivo, poco a poco a despojado a indígenas y campesinos. 

Ahora, el panorama multicultural se vio invadido por naves industriales que pretenden ocupar lo que alguna vez fue un espacio de interacción entre sobrevivientes de la era precolombina y comunidades indigenas en desarrollo. Según información del propio Gobierno del Estado de Jalisco el adeudo asciende a las 790 boletas de siembra y los campesinos prefieren que los maten a golpes quitándolos de las carreteras, a morir lentamente de hambre.

La suma a la que la deuda de esas boletas asciende se ha vuelto incalculable, incluso para los propios campesinos. Pues el cambio tan estrepitoso en el costo de la moneda ha generado que los intereses se disparen y los campesinos pierdan millones sin siquiera estar enterados.

“El gigante agroalimentario es una mentira, y el gobernador no ha movido un dedo. Yo he dicho: Que le pregunten un tema del campo directamente y a ver si puede responder, ni siquiera sabe cuánto cuesta una cobertura o cuanto se cosecha en Jalisco, él nada más no le importa, y lo que más nos da tristeza es que la revolución se hizo desde el campo y es al único que jamás le hicieron justicia”, finalizo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *